singular-living-el-rastro-madrid-luno
Detalle decorativo en Luno

Si hay un plan que nunca defrauda es pasar la mañana del domingo en El Rastro y perderte entre sus almonedas y anticuarios.

Recomiendo llegar a El Rastro prontito, sobre las 10:00h, y en transporte público: la línea 1 de metro (la azul claro) te deja en la parada Tirso de Molina de forma cómoda y rápida. Aunque los anticuarios no abren hasta las 11:00h, es el momento perfecto para tomarte un buen desayuno en el Café Del Art – plaza del Cascorro 9-. Regentando por unos argentinos, me encanta su decoración entre vintage y decadente, como de un antiguo colmado, y su tosta de aguacate o de queso de cabra con mermelada.

singular-living-cafe-del-art-el-rastro-madrid
Cafe del Art

Con la energía a tope, y bajando Ribera de Curtidores, comenzamos nuestra andadura en los almonedas y anticuarios de Galerías Piquer, en el lado derecho de la calle según bajas. Estas galerías fueron inauguradas en los años 50 por el entonces alcalde de Madrid, José Moreno Torres y por la tonadillera Carmen Piquer, propietaria del solar. Aunque su nombre original fue Galerías Isla de Cuba, fue tal el revuelo que se organizó con la presencia de Carmen Piquer, que ha permanecido su denominación popular. Se cuenta en los mentideros de la Villa que, en la inauguración, Piquer colocó un gran tablao y vino la flor y nata de Madrid.

Dentro de Galería Piquer, recomiendo estos 8 anticuarios o almonedas:

  1. Living Retro: por sus lámparas de techo de grandes dimensiones, en cristal de Murano, muy setenteras y sus piezas singulares.
  2. Luno: por sus mesas de comedor, sus cómodas y consolas, y sobre todo por el gusto exquisito con el que presentan los muebles.
  3. Miguel Arcas: me encantan sus muebles de bambú tan especiales, siempre tuneados para que parezcan actuales y sus mesas de comedor. Miguel Arcas tiene otro espacio más «convencional» en el Barrio de Salamanca, en la calle Padilla, que se llama Slou. Muy recomendable también.
  4. Beatriz Balgoma: a medio camino entre anticuario y galería de arte, tiene piezas de mobiliario muy escogidas y las obras de Salvador Santos, Josecho López Llorens (esos cubos maravillosos articulados) y Alberto Guerrero. También cuenta con anticuario en el Barrio de Salamanca, en la calle Castelló.
  5. Circa 1900: para los amantes de los muebles art-decó.
  6. Le Secret: me encantan sus mesas de comedor redondas con distintos pies centrales a escoger.
  7. La Cuarenta: espejos envejecidos, aparadores y mesas de comedor con mucho estilo.
  8. La Mecedora: si te gusta el estilo provenzal, como de casa de campo afrancesada, este es el lugar perfecto para encontrar vitrinas, aparadores y cómodas en pino decapado.
Escultura de Josecho López Llorens en Beatriz Balgoma
  1. Berenis: sin lugar a dudas una dirección que no te puedes perder en El Rastro de Madrid. Tiene un espacio en Galerias Piquer y otro «secreto» con acceso desde Ribera de Curtidores. Una delicia para los sentidos ver cómo combinan muebles clásico con arte contemporáneo. Maravillosa toda la obra de Elena Morales Ramírez.
singular-living-el-rastro-madrid-berenis
Preciosa mesa de madera reciclada en Berenis
  1. El Jueves: un clásico de El Rastro, con piezas muy escogidas: cómodas, consolas, vitrinas,… y mucha porcelana antigua.
  2. Amaltea: me gustan sus bustos clásicos y sus cuadros.
  3. Mr Ripley: me encanta sus damajuanas, jaulas antiguas, cestas de colada francesas, casas de muñecas,… todo perfecto para el más cuidado bodegón.
  4. Verdegaban: preciosa tienda con muebles antiguos bien restaurados y piezas decorativas con mucho gusto como copas de piedra o bronce para llenar eucaliptus.
  5. Blue Antik: te fabrican cualquier tipo de mesa o sillería de comedor con técnicas artesanales, eligiendo tú la telas y acabados. También restauran muebles antiguos.
singular-living-el-rastro-madrid-el-jueves
El Jueves en Nuevas Galerías Piquer

Y dejamos ya las galería Piquer para callejear por El Rastro y descubrir otros espacios desperdigados entre el caótico entramado de calles y el bullicio de comerciantes y chamarileros. Si estás buscando un mueble nórdico de calidad hay una tienda que no te puedes perder: Reno, en la calle Mira El Río Alta. Me gustan especialmente sus escritorios, lámparas de mesa y sus sillas de comedor.

Justo en frente de Reno, se encuentra otra de mis dirección de autor, El Ocho. Allí, rebuscando entre un desorden muy calculado, puedes encontrar las lámparas más bonitas de Madrid, especialmente apliques años 50, lámparas de techo maravillosas y algunas de latón de sobremesa que merecen mención aparte. El propietario, con un gusto exquisito, está ahí para asesorarte. Sin web, ni instagram, ni ningún tipo de visibilidad mediática, El Ocho es una institución y una declaración de buen gusto.

Y no puede cerrar el capítulo «lámparas» sin mencionar Olofane en la plaza General Vara del Rey. Otra tienda única donde encontrar piezas muy especiales y recibir el asesoramiento de sus propietarias que te «customizan» lo que necesites y te fabrican las pantallas a medida.

El Imparcial en la calle Duque de Alba

Llegado este punto probablemente tengas los pies doloridos y la mirada cansada de tanta inspiración. Ha llegado el momento de almorzar en uno de los sitios más cool de El Rastro: El Imparcial. En la que fuera la redacción del histórico periódico El Imparcial, en un bonito palacete de principios del XX ubicado en la calle Duque de Alba, se encuentra este restaurante ecléctico y sugerente. Recomiendo reservar con tiempo y pedir mesa junto a los balcones que dan a la calle. En primavera, si el tiempo acompaña, es muy agradable disfrutar de los rayos de sol junto a la ventana. Hay muchos platos ricos para compartir y cocktails para disfrutar de una buena compañía. También, si prefieres empezar el plan por el final, es un buen sitio para tomar el brunch (domingos de 10:00 a 12:30).

singular-living-el-rastro-madrid-sala-equis
Sala Equis en la calle Duque de Alba 4, junto a El Imparcial

Y si después de almorzar todavía te quedan fuerzas y quieres prolongar la tertulia, nada más salir de El Imparcial, te encontrarás Sala Equis, en lo que en el pasado fuera el patio de butacas del cine Alba con películas de contenido clasificado. Además dispone de terraza cubierta y del espacio «Ambigú» para conversaciones más relajadas. El broche de oro para un domingo de Rastro diferente.

Y esto es todo amigos. Recuerda que en Singular Living te ayudamos a buscar esa pieza perfecta para completar tu salón, sea moderna o clásica

Suscríbete a
nuestra newsletter

Para recibir en tu correo las noticias e información más singulares sobre Real Estate, interiorismo y los posts de nuestro blog.